prisma

The mistery of poetry

Es de fácil articulación y connotación, tratándose de materia indeleble, el transmitir un pasquín romántico, es decir, confiriendo adrede un evento, ya sea notarial o ficticio, como si se tratara de un astrónomo que no ha visto las estrellas; conjugándolo con el evento de hacer poesía sin entender que la poesía no es un deber, sino una pasión y un placer. Es evidente también que fuera de ella [de la poesía], el tiempo queda en su mero tránsito regulatorio y emblemático, conteniendo -¿por qué no?-  la razón humana, como lo habrá mencionado Kant.

He dedicado consagraciones específicas al desarrollo ulterior de la poesía y me es grato cuestionar, de primera mano, algunos eventos que soslayan ese estrecho camino y lleno de lasitudes humanas al querer "expresar" un sentimiento. Por así empezar, deseo entonces entonar este primer suceso, recordando aquello que fue dicho: "art happens". Creo que aquí el tiempo cumple una función casi bucólica, por ser este el que predomina en el enigma de nuestro sujeto en cuestión; así, la premisa es dada, como escribió  Amado Nervo:


«Todo en ella encantaba, todo en ella atraía;
su mirada, su gesto, su sonrisa, su andar…
El ingenio de Francia de su boca fluía.
Era llena de gracia, como el Avemaría;
¡quien la vio no la pudo ya jamás olvidar!»


Pues bien, la poesía es prisionera de la memoria, porque es "once upon a time" lo que retrotrae el sentimiento vivido de esa primera vez de las cosas. Así también decimos que la poesía conmemora y da cabida a inducirnos, a contagiarnos de lo efímero de una caricia, como también el suave caminar, como también del primer beso, como también de aquello pasado.

«Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala en sus cristales
jugando te llamarán


Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará

Pero mudo y absorto y de rodillas,
Como se adora a Dios ante su altar,
Como yo te he querido…, desengáñate:
¡así no te querrán!»


La poesía también tiene ese influjo divino, en donde la sutileza aniquila la sublevación. La poesía no es algo extraño: está acechando a la vuelta de la esquina. Puede surgir en nosotros en cualquier momento. Y la vida está, estoy seguro, hecha de poesía.

Quizá la verdadera emoción que se extraiga de la poesía sea aquella que radica en un instante lejano en nuestra infancia o de la conmemoración, de cuando por primera vez leímos aquellos versos


--
Marco Salas

Comentarios

Rafael E. Gonzalez V. ha dicho que…
Marco muy buena la lectura de su articulo, los ejemplos con los que enmarca su punto de vista hacen que el sabor que dejan los versos lo motiven a explorar en este mundo por mas vasto y en donde no solo de amor sino de todos los temas encontraremos hermosas composiciones.
Marco Salas ha dicho que…
On dit qu'au dela des mers
La-bas sous le ciel clair
Il existe une cite
Au sejour enchante
Et sous les grands arbres noirs
Chaque soir
Vers elle s'en va tout mon espoir
--

Si tan solo dejásemos que un idioma tomara un sentimiento y lo plasmara como suave música; si tan solo viviésemos pensando en el amor, en vez de otras cuestiones que no nos ayudan a vivir...
solo así, yo creo, viviríamos eternamente. Y eso, se logra gracias a Dios y a la poesía.

"Si me tildan de poeta, más que de político, me habrán hecho realidad un sueño"