Como fuiste Criado

image_thumb4

Ego Cogito.

Todos en determinado momento hemos llegado a pensar de niños que nuestros padres fueron crueles que nosotros, que no entendían nuestras necesidades y que siempre querían imponernos lo que ellos querían.  Incluso llegamos a pensar que seria mejor la vida sin ellos, lejos de ese yugo.  A través del tiempo sin embargo, nos fuimos encontrando con que en realidad cada vez que este sentimiento se apoderaba de nosotros, en nuestro interior estaba surgiendo un aprendizaje que a fuerza de dolor quedo impregnado en nuestro ser y nos hace tenerlo hasta la fecha.  Y es que, en la actualidad donde cada vez mas es raro encontrar matrimonios funcionales, vemos que la educación familiar esta siendo cambiada por educación por extraños o educación por otros modelos que no son los padres.  Ante la situación económica que se vive resulta casi imposible pensar en un típico hogar formado por Papa, mama e hijos donde  el Padre de familia trabaje y la Madre se dedique al cuidado del hogar y la educación de los hijos, y resulta esto en el distanciamiento por parte de los padres de la educación integral de los hijos.

A esto súmenle que cuando éramos pequeños nos mandaban a las escuelas a que aprendiéramos valores cívicos, morales y éticos, sin embargo cada vez mas en las escuelas nos dicen que la escuela no es la responsable por este tipo de educación sino que debe ser el hogar donde se deben de fomentar, ahora entiendo porque nuestra sociedad esta como esta, si nadie se quiere hacer responsable por enseñarle a los niños, ya que los padres trabajan todo el día en condiciones que se consideran no adecuadas porque trabajan mucho por poco dinero, y las escuelas no quieren comprometerse a formar hombres de bien sino que ahora solo es obligación de ellos que aprenda a leer y escribir. 

Nuestros niños pueden cambiar esta realidad que nos toco vivir, este mundo lleno de violencia, de poco respeto y amor por el prójimo, un presente en el cual la vida del ser humano no vale nada, y esto porque nosotros aprendimos a desvalorizar lo que nos convertía en humanos, los valores, las buenas costumbres, etc..

Al final de cuenta, nosotros tenemos que procurar la educación de nuestros hijos y no esperar que haya gente extraña que los eduque, pero entonces, pongámonos a reflexionar y hagámonos la pregunta si nosotros fuimos bien educados o no, si somos inmunes a este cáncer de  la sociedad, si es así transmitamos eso a nuestro hijos, sino volvamos a creer en nuestra sociedad, volvamos a creer en nuestros amigos, conversemos mas, compartamos experiencias, reunámonos en sociedad y no solo para ver futbol o para tomar licor, cuando fue la ultima vez que se reunieron solo para tomar café o saludarse, el dinero es bueno pero cuando se roba el tiempo que deberías usar para gastarlo estas en problemas.  Seamos pues no solo buenos padres, a falta de liderazgo y buenos ejemplos en el sociedad seamos nosotros buenos ciudadanos.

Comentarios